IMAGEN PRINCIPAL

IMAGEN PRINCIPAL
Bienvenida al espacio en el que cometo el exceso de ser yo: familia, escritura y diseño hecho a mano en la vida de una multiapasionada. ¿Compartimos juntas cómo podemos embellecer cada gesto cotidiano?

¿Sos multiapasionada?

En este blog vas a encontrar mis grandes pasiones: mi familia, la escritura y el universo del DIY.

Cómo hacer Play Doh: plastilina casera

Plastilina casera


Existen muchas recetas para hacer masa de modelar o plastilina casera. Diferentes recetas que fui encontrando a lo ancho y largo de internet en mi búsqueda de actvidades para compartir con Camilo. De todas las que fui encontrando, en un intento desmesurado por desterrar de la casa los pegotes de Play Doh, mi preferida es la "masa de sal".


Plastilina casera.



​La masa de sal es económica, maleable, se puede colorear y conservar en la heladera por mucho tiempo. Al secarse -al sol o frente a una estufa- adquiere rigidez, por lo tanto es ideal para  hacer artesanías con niños.

​Como no necesita conservantes artificiales es mucho más higiénica y ecológica que la masa de modelar comercial Play Doh. Incluso me atrevería a afirmar que es más disfrutable, ya que los niños pueden participar en su elaboración. Fue de esta forma que, tomando medidas, manipulando harina y agua, amasando y modelando, nos entretuvimos un par de horas.


​Cómo se prepara la plastilina casera.



​​Esta masa, se prepara con ingredientes simples -si estaban en mi cocina, seguramente son esenciales- un procedimiento que no implica muchos pasos y se prepara con las siguientes proporciones:

2 tazas de harina
1 taza de sal
1 1/4 taza de agua


Cómo te decía antes, la plastilina casera es muy fácil de realizar:



​​1- Se disuelve la sal en el agua y se incorpora a una corona de harina. Creo que éste es el único contexto en el que podés encontrar la expresión "corona de harina" en un texto escrito por mí.

2- Si querés podes añadir una cucharada de glicerina y una de vaselina para darle flexibilidad. Aunque extiende el tiempo de uso de la masa manteniéndola en mejor estado, no lo considero necesario.

​3- Para teñirla, lo mejor es dar color al agua con colorante común de repostería o directamente podés trabajar sobre la masa con colorante en pasta. No vas a lograr los colores intensos de Play Doh pero... los beneficios de la plastilina casera justifican la pérdida.


​Se aconseja conservarla en porciones envueltas en plástico, porque tiende a secarse. Como el tiempo de secado natural puede ser insoportable para la paciencia de un niño, podés darle un golpe de horno y luego dejarla al sol.​

​Te cuento algo más. Preparar masa de sal es una oportunidad para enseñarle a mi hijo que no todo lo "divertido" llega envasado en plástico desde una juguetería. Con muy pocos ingredientes y sin productos químicos es una alternativa a otros juguetes más sofisticados pero no necesariamente más divertidos.

¿Ya preparaste masa de sal antes? Contame tu experiencia en los comentarios, cada palabra que compartís en este blog es una forma de abrir el diálogo y conocernos mejor.
© Paula Lesina • Theme by Maira G.