IMAGEN PRINCIPAL

IMAGEN PRINCIPAL
Bienvenida al espacio en el que cometo el exceso de ser yo: familia, escritura y diseño hecho a mano en la vida de una multiapasionada. ¿Compartimos juntas cómo podemos embellecer cada gesto cotidiano?

¿Sos multiapasionada?

En este blog vas a encontrar mis grandes pasiones: mi familia, la escritura y el universo del DIY.

Guirnalda de estrellas.

Guirnaldas de papel


Definitivamente, entré en modo "hágalo usted misma" con estas guirnaldas de papel. Después de una semana conviviendo entre virus -todas las generaciones familiares enfermas- ayer recuperé el control hogareño. ¿Y qué hago cuando me siento mejor? ¡Limpio y ordeno! Es un mantra que se impone (como el "encera y pule" de Daniel San) y me conduce con escoba y fregón por todos los rincones de la casa.

Barrer, desempolvar, lavar fundas y desinfectar rincones no es demasiado problema en un espacio de 70 metros. Pero el escritorio...es un mundo aparte porque a pesar de sus metros, es el ropero de Narnia. Y es la última tarea que acometo porque me conozco y sé que en el proceso, me entretengo entre los papeles de colores y llegamos al viernes y todo sigue patas para arriba.



Guirnalda de estrellas.


Guirnaldas de papel.


¿Piensan que exagero? Pues no: entré al escritorio con una escoba y a los cinco minutos tenía  en las manos una troqueladora, un resto de papel brillante color turquesa, opalina blanca, tanza y ¿qué hago?

​Cuando el sentido común me gritaba: "seguir limpiando hasta terminar mi santa". Yo hice una guirnalda. Conclusión: cuando llegó la hora de ir a buscar a Camilo, el escritorio seguía tan desordenado como antes pero tenía tres guirnaldas de papel terminadas.


Guirnalda de estrellas.


Tres guirnaldas de papel, cien posibilidades.​​


​​No es una decoración sofisticada para un rincón del living. Pero, si como a mí te cuesta resistirte al encanto de las guirnaldas de papel, lo único que necesitás es papel o goma eva, una troqueladora con forma de estrella y cinco minutos para armar el conjunto y repetirlo en serie la cantidad de veces que sea necesario.

​Estoy pensando que si estas troqueladoras hubiesen existido cuando estaba embarazada, el dormitorio de Camilo no se salvaba: guirnaldas de estrellas y luces de navidad por todas partes. Pero el destino sabe lo que hace y me alejó de la tentación de transformar el espacio de descanso de un bebé en una papelería.

 

Otros detalles para que hagas tus propias guirnaldas de papel.



¿No tenés troqueladora? ¡No te preocupes! En ese caso lo único que necesitás es un poco más de paciencia para armar la guirnalda porque vas a tener que recortar a mano.

¿No encontrás tanza transparente? Te diré que casi es una ventaja. La tanza es incómoda de trabajar y además, no tiene buena caída. Para que una guirnalda hecha con tanza se mantenga recta, vas a tener que añadirle un poco de peso al final. Nada complicado, puede ser una moneda. Otros tipos de hilo son más nobles para trabajar con ellos.

¿No tenés papeles decorativos? De más está decirte que podés usar papel de diario, de revista o de los cientos de mailing que te llegan para que te entretengas mirando todo lo que no vas a comprar. Sí, yo también hago eso. No me interesan la mayoría de los productos pero no me puedo resistir a hojear un mailing. De paso, reciclás algo que no es otra cosa que un desperdicio de papel brillante.


¿Viste? Todo tiene solución en esto de craftear. Lo único que realmente necesitás son ganas de cambiar tu entorno con un detalle, en este caso unas guirnaldas de papel.
© Paula Lesina • Theme by Maira G.