IMAGEN PRINCIPAL

IMAGEN PRINCIPAL
Bienvenida al espacio en el que cometo el exceso de ser yo: familia, escritura y diseño hecho a mano en la vida de una multiapasionada. ¿Compartimos juntas cómo podemos embellecer cada gesto cotidiano?

¿Sos multiapasionada?

En este blog vas a encontrar mis grandes pasiones: mi familia, la escritura y el universo del DIY.

Guirnalda de luces navideñas

Guirnalda de luces


Este año, nuestro árbol de navidad está en veremos pero... tenemos guirnalda de luces. Lo sé, lo sé. Ya me reprendieron por la omisión, porque esperando el  momento y la voluntad para hacer yo misma una variante creativa, ecológica, estilosa y con no sé cuántos requisitos más del campo semántico de la burbuja craft, no hice nada. Aún. No sé si les suena familiar...


Guirnalda de luces navideñas


Pero aunque el árbol navideño que supe tener sucumbió a las circunstancias de una mudanza y a la falta de espacio (cómo extraño el taller que tenía en la casa de mis padres), mis adornos sobrevivieron incólumes en cajas blancas guardadas en el armario. Ellos esperan que llegue el momento de volver a vestir otro árbol, porque en definitiva, la navidad es mi época preferida del año.


Guirnalda de luces navideñas


Guirnalda de luces.



Voy a ser honesta: el rezongo que recibí y las cientos de fotos de personas armando su propio árbol de navidad en familia, me hicieron sentir una madre desalmada, cultivando la abulia y el desapego por los valores tradicionales. Por un momento, visualicé a mi hijo adulto analizando el recuerdo de una navidad sin espíritu con su terapeuta y me ardió la conciencia.

Por eso, estuve pensando de qué forma podía decorar el living para darle un aire más festivo. Como soy exageradamente simple, decidí hacer la más simple de las guirnaldas de luces. Y cuando te digo simple, es porque solo tiene dos pasos:


1- Conseguir una guirnalda de luces. Personalmente, prefiero las que tienen luces blancas.

2- Usar cualquier elemento que se te ocurra para decorarla: esferas de hilo, pelotas de ping-pong, flores de papel, una guía de hojas o lo que se te ocurra en el propósito de ponerla linda.


Punto Final. Nada más. Si hasta da pudor escribir un post de estos intentos desmesurados de tener un poco de atmósfera navideña en la casa.

Guirnalda de luces navideñas



Guirnalda de luces para una navidad con espíritu.



Note, el ojo entrenado en la observación, la tristeza de esa lámpara trípode en la imagen final de este post. Podría hacer una apología de la decoración industrial espontánea. alegando el propósito estético de los objetos sin terminar en los ambientes del hogar. Suena bien. De pronto, hasta me creen. Pero lo cierto es que ella, como tantas otras cosas en nuestra casa, está esperando su turno para recibir una pantalla nueva.

Mi casa es en sí misma, un proceso de cambio. Se mueve, se transforma. Hay siempre algo para mejorar y arreglar y por acá, sigo yo en el intento de tener una casa linda para disfrutar con mi familia.
© Paula Lesina • Theme by Maira G.