IMAGEN PRINCIPAL

IMAGEN PRINCIPAL
Bienvenida al espacio en el que cometo el exceso de ser yo: familia, escritura y diseño hecho a mano en la vida de una multiapasionada. ¿Compartimos juntas cómo podemos embellecer cada gesto cotidiano?

¿Sos multiapasionada?

En este blog vas a encontrar mis grandes pasiones: mi familia, la escritura y el universo del DIY.

Repisas de madera para ordenar la casa.

Repisas de madera


Después de mucho tiempo pensando en concretar una solución de espacio práctica, el jueves pasado se hizo realidad en dos horas lo que estuve posponiendo por más de nueve meses: organizar en repisas de madera toda la vajilla. El rincón entre el living y el escritorio era ideal para las repisas de madera que contuvieran la loza que volvió conmigo cuando se vendió mi casa paterna.

No colapses: no uso cotidianamente esa cantidad de piezas. Tienen mucho que ver con mi actividad profesional. Hoy, en los estantes podés encontrar juegos de té, floreros, contenedores para dulces, pies de torta, bandejas varias y demás bártulos que son necesarios para decorar una mesa dulce.

​Durante años, todo este material estuvo en casa de mis padres porque me tienen paciencia, les sobraba espacio y un taller en el jardín que fue mi refugio caótico-creativo. Pero, la nostalgia no iba a ayudarme a poner orden en mis escasos metros de casa, así que había que tomar una decisión.



¿Cómo llegamos a las repisas de madera?




organizar con estantes


Después de conocer al hombre perfecto las decisiones se hacen más fáciles. Y  mi hombre ideal llegó con una cinta métrica y un taladro en la mano... Yo sé que es raro. Pero seamos realistas, todas tenemos aspiraciones diferentes. Mientras algunas mujeres sueñan con un plástico dorado que dice "Visa" y los pies en remojo en alguna playa caribeña, yo sueño con alguien que coloque repisas de madera, cuelgue espejos y corte tablas. El príncipe de mis cuentos no tiene una Master Card, tiene caladora.
organizar con estantes


¿Cuál era la opción a las repisas de madera?


​La idea original era realizar un mueble con puertas. De hecho, tengo las puertas ideales esperando ser recicladas de alguna forma. Sin embargo, dado que el 90% de su superficie es vidrio son potencialmente peligrosas. En una casa en la que conviven un niño y una pelota no es la más lúcida de las ideas usar puertas de vidrio de tres metros de alto. Salvo que el vidrio sea blindado, lo cual, no es el caso.

Por eso me decidí por unas simples y silvestres repisas de madera. No sólo porque optimizan el espacio disponible (y el presupuesto, obviamente) sino porque todo lo que iba a exhibir era lindo y merecía ser visto. Seguramente me llevó más tiempo organizar la vajilla que el que tomó realizar las repisas de madera.

​La desventaja de las repisas de madera...



Para decir la verdad, adoro mis repisas de madera pero la loza junta polvo que da miedo. Habitualmente antes de una fiesta se lavan todos los contenedores de dulces por razones obvias. Desde que están al descubierto en los estantes, el trabajo de limpiar el vidrio se multiplica. No sería mayor inconveniente sino fuera que mi mesada no es precisamente industrial... En fin, en algunas cosas se gana y en otras se pierde.

​Mientras encuentro una solución para este punto (no subestimes el poder del polvo) sigo disfrutando de mis repisas de madera, con la casa infinitamente más ordenada sin las cajas de cartón por todas partes.
© Paula Lesina • Theme by Maira G.