IMAGEN PRINCIPAL

IMAGEN PRINCIPAL
Bienvenida al espacio en el que cometo el exceso de ser yo: familia, escritura y diseño hecho a mano en la vida de una multiapasionada. ¿Compartimos juntas cómo podemos embellecer cada gesto cotidiano?

¿Sos multiapasionada?

En este blog vas a encontrar mis grandes pasiones: mi familia, la escritura y el universo del DIY.

Centro de mesa para casamiento vintage.

Centro de mesa para casamiento


Quizás sea la proximidad del día de los enamorados... el post de hoy llega frugal y romántico a mi manera: con un centro de mesa para casamiento, frugal y vintage.  Junto con el arreglo floral improvisado para que te inspires, llega un imprimible sencillo y lindo para salir de apuro con tus números de mesa. 


Centro de mesa para casamiento vintage.



Este no solo es un "centro de mesa para casamiento". Es el centro de mesa de una pareja tan joven como adorable, que participó en cada detalle de la ambientación para su boda. Muchos de los objetos protagonistas de la celebración (como la carretilla de campo reciclada para enfriar bebidas) fueron personalizados con sus propias manos. Es lo que pasa cuando se enamoran la visión estética de una publicista y el ingenio práctico de un contador con manos habilidosas.

Por otra parte, Bruno es uno de los novios más participativos con los que hemos trabajado. Y me puso a prueba. Sus ideas desafiaron al máximo el espíritu "yo lo hago" de quien escribe. De esa magia inesperada que surge cuando te retan, surgieron maravillas luminosas.

Literalmente: para ambientar esta boda se hizo una cortina de luces de tres metros de largo y decenas de colgantes luminosos para decorar esa terraza con vista al lago en la que soñaría casarse más de una (yo entre ellas).

Cuando comenzamos a pensar en un centro de mesa para casamiento que tuviera onda, los novios inmediatamente visualizaron una composición de flores silvestres en botellas y frascos reciclados. La premisa era clara: no a los "arreglos formales"  Sí a la impronta rústica y campestre hecha a mano.


Centro de mesa para casamiento


Desde ese momento, iniciaron una campaña de reciclado de frascos de mermelada de dimensiones épicas y yo, personalmente, me desafié a encontrar los frascos perfectos para las flores de tallo largo. Te saco la duda: los encontré.

Mi idea original era usar botellas de leche, pero casualmente llegué a unas viejas botellas de salsa que conservaban tapa y etiqueta. Muy vintage todas ellas. Son casi perfectas y lo más importante: son frugales.


Centro de mesa para casamiento informal.



Si te estás por casar o simplemente porque te interesa saber -ya que no ocupa lugar- te cuento que cuando estás pensando en un centro de mesa informal, deberías tener en cuenta los siguientes cuatro secretos:


- La cantidad mínima de contenedores es tres.

- Es vital generar distintas alturas.

- Lo ideal es usar un encuadre para tu composición (espejo, marco, bandeja, pila de libros, etc)

- Una cosa más: podés divertirte todo lo que quieras añadiendo objetos interesantes e inesperados entre los contendores.



¿Pensaste en los números de mesa?



Son necesarios. No quiero imaginarme el caos de coordinar cientos de seres humanos vestidos de fiesta intentando acomodar su humanidad en las mesas sin orientación alguna. Así que, pensar en números de mesa es una necesidad cuando tus invitados no son estrictamente "los íntimos". 

Si sos o fuiste novia en pleno apronte, sabrás que armar mesas puede ser tu pesadilla recurrente en las semanas previas a la fiesta. Será por la forma en que se alinearon los planetas en mi carta natal, la cuestión es que aún no encontré con novias que me entreguen un excell de la organización de las mesas con dos semanas de anticipación.
¿Por qué te cuento esto? Porque Agustina recordó, como al pasar, que el salón no le proporcionaba los números de mesa. Digamos que ser encantadora y estar a 24 horas de casarse tiene sus ventajas y garantiza su supervivencia.

Especialmente cuando tu decoradora tiene un corazón sensible a la felicidad ajena y los nervios templados por unas cuantas escenas similares que se reiteran de forma tan idéntica que estoy tentada de creer en los dejà vù. O en los errores de la matrix.


Centro de mesa para casamiento


De saberlo con tiempo, yo misma los habría diseñado con todo el esmero posible, fuente ideal y efecto acuarelado. Tratándose de una emergencia, decidimos optar por una plantilla descargable neutra y sin estridencia. "Printable, blonditas y soga". En el cuello de la botella. Eso. Y eso fue.

Usamos esta plantilla descargable simple para que no compita con el color de las flores. Un papel color crudo y texturado con apariencia de lino. Algunas blondas y soga natural. Recorte, superposición cuidadosa de elementos, algo de silicona líquida y tenés un número de mesa DIY para tu centro de mesa igualmente hecho a mano. Dicen que menos es más. Estoy totalmente de acuerdo. Cualquier otro aplique sería un exceso.

La belleza de lo simple me seduce. ¿Te cuento un truco? Para que cualquier elemento de papelería se luzca, prensalo. No necesitás otra cosa que que someterlo a un peso (sentártele encima es una posibilidad incómoda pero funciona) para que las formas se definan y los contornos se tornen más nítidos. Espero que esta idea te inspire a no ignorar los detalles y también a no caer en la tentación de usar el típico centro de mesa para casamiento estilo bouquet de los 80. ¿Nos estamos entendiendo?
© Paula Lesina • Theme by Maira G.